LA REVOLUCIÓN DE LAS OLAS ARTIFICIALES

  • By El Staff
  • Jan 29, 2019
LA REVOLUCIÓN DE LAS OLAS ARTIFICIALES

La velocidad en la que estamos viviendo en estos tiempos no es secreto para nadie. Los avances tecnológicos en todas las áreas de la vida cotidiana, sobre todo en el área digital (véase internet y todo el universo virtual), cambiaron muchas cosas para bien y otras, no tanto. La forma en que nos comunicamos, relacionamos, entretenemos, trabajamos y otros temas que resultan “naturales” para las nuevas generaciones, hace algunos años eran solo ideas futuristas.

En cuanto al Surf, como cultura, los cambios tampoco se han hecho esperar. Claramente podemos identificar los cambios generacionales, desde los “hippie surferos” en los 60’s, pasando por la generación de los “rebeldes” The Momentum de los 90’s, hasta los “súper atletas” de hoy en día en el estrellato. Pocos años atrás era impensable poder ver el “Pipeline Master de Hawaii” desde la pantalla de un teléfono móvil en cualquier lugar. Cambios en los materiales y tecnología de las tablas de surf, de los trajes de agua, y hasta la aparición de la ola artificial perfecta, ya son realidades y desconocemos hasta donde podrán llegar.

Las primeras olas artificiales surfeables fueron generadas por bombeo de agua en grandes piscinas, popularizadas en los 90’s como Typhoon Lagoon en Orlando Florida, Sunway Lagoon en Kuala Lampur-Asia, Wadi Adventure en los Emiratos Árabes o Siam Park en las Islas Canarias. Como consecuencia natural, se fue gestando la posibilidad de crear olas artificiales de mayor tamaño y sobre todo que fueran mejores para la practica del Surf.

En el 2005 el juego cambió cuando un ingeniero vasco, Josema Odriozola y un economista alemán, Karin Frisch llevaron el modelo de ola artificial a otro nivel, desarrollando el concepto de generar la ola movilizando masas de agua con una pala (hidrofoil) con una especie de vehículo-tren. En el 2011 nace el Wave Garden en Guipúzcoa España, abriendo el camino a una ola más perfecta, más realista, tubular y de largo recorrido. En la actualidad hay construidas al menos 4 olas artificiales generadas bajo esta tecnología, y existe una disputa con respecto a si la patente pertenece a los Españoles o a KSwave Co de Estados Unidos. Este último ciertamente ha llamado la atención, con su impresionante ola en el Kelly Slater’s Surf Ranch abierta en el 2015, solo para surfistas profesionales.

No podemos dejar por fuera, la ola de PerfecSwell BSR Surf Ranch en Waco Texas, que utiliza una tecnología diferente con bombas de aire, sin partes movibles, con un panel de control inteligente capaz de crear olas de muchos tipos. Su sistema busca simular el mismo movimiento de las olas en el mar con bastante versatilidad.

La última sorpresa fue la ola al mejor estilo Mad Max del proveedor Surf Lakes al norte de Queensland Australia. Su tecnología consiste en un émbolo de hormigón masivo, que al hundirse violentamente en el agua, produce una ola de estilo tsunami que se mueve en 360 grados. Después, 4 arrecifes artificiales producen ocho diferentes olas con diferentes niveles de dificultad según el diseño de los fondos. Surf Lakes promete 2.400 olas para la hora.

Al día de hoy, existen no menos de 25 proyectos de olas artificiales en todo el mundo, de los cuales hay varios en fase de construcción. Incluso se escuchan rumores de un proyecto Wave Garden en tierra chilena!. Ya veremos y de ser cierto, allí estaremos esperando nuestro turno.

Está comprobado que este concepto de ola artificial, es ideal para entrenar, progresar y llevar el Surf competitivo al siguiente nivel, cosa que ya vemos con las maniobras que se logran cada día. Cada vez aéreos más altos, más complejos y más técnicos; en pocas palabras, no dejan de sorprendernos.

En las próximas olimpiadas en Tokio 2020 el Surf hará su debut y con piscinas como éstas, las olas estarían garantizadas, o no?... Ya la World Surfing League realizó el primer Evento/Campeonato mundial en el Surf Ranch con bastante aceptación. Se va a masificar aún mas el deporte?, probablemente…

Una ola artificial jamás podrá reemplazar las sensaciones que nos regala el mar, su bio-Energía, la conexión con la naturaleza simplemente es insustituible. En la piscina, esto no ocurre, por mas perfecta que sea la ola artificial, las imperfecciones y lo impredecible de las olas naturales son lo que las hacen perfectas. Para nosotros, el Surf en los océanos nunca va a desaparecer (al menos eso esperamos) pero lo que si está claro es que las olas artificiales llegaron para quedarse… Ya veremos a donde llegan…