Acerca de O'Neill

En algún momento en el año 1952, Jack condicionó un viejo garaje para abrir lo que fue una de las primeras tiendas de Surf en California. Fabricó varias tablas de surf en madera de balsa, vendió accesorios como cera de parafina y algunos chalecos pegando trozos de neopreno. Al darse cuenta de lo bien que iba la venta de los Chalecos, Jack decidió desarrollar el negocio de los trajes de neopreno. Sus amigos se rieron. Le preguntaron qué haría con el negocio después de que el grupo de surfistas en el área lo compraran. Jack les dijo que ya vería que hacer cuando llegara ese momento.


La tienda de Surf se convirtió en el lugar de encuentro, y la cantidad de surfistas comenzó a crecer. O'Neill incorporó al negocio a talentosos Surfistas y Shapers del momento como Phil Edwards para hacer tablas y las ventas de trajes de neopreno aumentaron. Jack desarrolló diseños para un traje manga corta, un traje largo y finalmente la icónica chaqueta de cola de castor de manga larga. Pronto, los surfistas comenzaron a mejorar su nivel, en gran medida porque ahora podían disfrutar de sesiones más largas en agua fría, gracias a los trajes de neopreno de Jack.

O’Neill Continuó mejorando los trajes: nuevos estilos, características, accesorios, etc., esto propició a que el Surf fuera expandiéndose. El norte de California se convirtió en una zona de Surf durante todo el año. ¡Los chicos estaban surfeando en New Hampshire y Rhode Island en enero! La exploración de nuevas playas y los llamados Surf Trips llegaron a Oregon, Washington y Canadá. Mientras tanto, los buzos, los esquiadores de agua, los esquiadores de nieve y luego los windsurfistas estaban ocupando trajes de neopreno. A medida que el negocio crecía, O'Neill se trasladó a la Avenida 41, donde había mucho espacio para una gran fábrica, y puso a trabajar a sus seis niños en el negocio: Mike ayudó a su papá a diseñar trajes, Kathy hizo toda la operación computarizada, Pat trabajó en promoción y organizo el llamado Team O'Neill (artistas en ascenso y deportistas destacados en variedad de deportes acuáticos), Bridget se hizo cargo de una nueva división de ropa deportiva, Shawne en el área de pruebas y otras tareas, Tim dirigió a grupos de riders para viajes promocionales y pruebas de productos, también O'Neill comenzó a patrocinar importantes competiciones en todo el mundo.


Para 1980, la tienda de surf de Jack O'Neill se había transformado en una próspera compañía internacional, dominando el mercado mundial de trajes de neopreno y uno de los líderes en ropa deportiva de estilo de “vida playera” en los Estados Unidos, Japón y Europa. En 1985, después de haber dirigido al Team O'Neill durante años y asegurar las operaciones de la compañía en Europa y Japón, Pat asumió el puesto de CEO, liberando a su padre, quien se dedicaría a navegar, viajar y trabajar en una serie de proyectos medioambientales. Además de un gran interés en salvar al Gran Tiburón Blanco de la extinción, Jack desarrolló el programa O'Neill Sea Odyssey, un crucero educativo gratuito a bordo del catamarán Team O'Neill, para introducir a los niños al mundo de la microbiología, en el Santuario Marino de Monterey Bay, prácticamente ubicado a las puertas de la casa de Jack O'Neill.